CAMPAÑAS

NUESTRAS CAMPAÑAS POR TEMPORADA

Durante el año promovemos diversas campañas para ofrecer precios más asequibles a nuestros clientes.

Entre las más comunes se encuentra la campaña de limpieza bucal, en marzo; la de esterilización canina y felina, en abril y mayo; y la campaña de rabia, en el mes de junio.

Hasta finales de marzo, nos encontramos en plena campaña de detección de leishmania, enfermedad infecciosa endémica de nuestro país transmitida por la picadura de un mosquito, cuyo diagnóstico y tratamiento temprano puede evitar que llegue a causar graves consecuencias en la salud de nuestro perro.

Campaña de detención de Leishmania

Periodo de Enero – Marzo

La leishmania es una enfermedad infecciosa endémica de nuestro país transmitida por la picadura de un mosquito.

Un diagnóstico y tratamiento temprano puede evitar que llegue a causar graves consecuencias en la salud de nuestro perro. Aunque en gatos también hay casos documentados es más raro de encontrar, al igual que en hurones y humanos (donde recibe el nombre de leishmaniasis).

El parásito responsable de causar esta enfermedad es un protozoo llamado Leishmania Infantum y lo hace a través de un tipo de mosquito llamado flebotomo. 

Las condiciones ambientales hacen que estos mosquitos estén más presentes en primavera y verano (y hoy en día principios de otoño) por lo que hay que proteger especialmente a nuestro animal en esta época (collares, pipetas y/o vacuna).

Su período de incubación hace que la época idónea para hacer un diagnóstico precoz sea a principios de año. Es importante reseñar que es una enfermedad vectorial, es decir, se produce por la picadura de un mosquito y nunca por el contacto con el animal, por lo que no son contagiosos para nosotros. Sin embargo, no debemos olvidar que es una zoonosis, y por tanto si queremos reducir el riesgo de padecerla nosotros debemos controlar la infección en ellos puesto que son un reservorio para los mosquitos.

Síntomas

Una vez que el perro es infectado por el parásito, éste vive y se reproduce en sus órganos y en función de su estado de salud, provocará una afectación sistémica en el organismo y conllevará un empeoramiento progresivo.

Los síntomas suelen aparecer entre 4 y 6 meses después de ser infectados, pero depende de la carga parasitaria de cada animal. 

Si un perro es positivo y se le somete a un tratamiento al que responda adecuadamente para aislar al parásito el paciente podrá disfrutar de buena calidad de vida e incluso fallecer por causas no relacionadas con esta enfermedad.

Los parásitos pueden depositarse en varios sitios dentro del animal, según donde se encuentren darán diferentes sintomatologías, siendo las leishmanias cutáneas las más llamativas, pero no por ello las más peligrosas. Sin embargo, si la enfermedad evoluciona y no es tratada a tiempo podrá afectar a riñones, hígado y bazo (leishmania visceral) y producir un fallo multiorgánico con desenlace fatal.

 

  • Heridas de difícil cicatrización, pueden aparecer por todo el cuerpo, pero son más comunes en orejas y alrededor de los ojos. Descamación y piel seca
  • Onicogrifosis: crecimiento desproporcionado de las uñas
  • Cojeras
  • Aumento del tamaño de los ganglios linfáticos
  • Delgadez y pérdida de peso
  • Apatía e inapetencia
  • Vómitos…
Diagnóstico

La forma más común de diagnósticarlo es un test rápido donde se detectan anticuerpos creados frente a esta enfermedad por el animal. 

Para ello es necesario la extracción de unas gotas de sangre. En caso de ser positivo habría que realizar un estudio general del animal para ver en qué estado se encuentra y poder estadíar la enfermedad, saber la capacidad de multiplicación del parásito, así como la cantidad de este (titulación de anticuerpos) y pautar el tratamiento más adecuado.

Tratamiento

Dependiendo de cada caso el tratamiento variará al igual que variará el estado clínico de cada animal.

Los tratamientos están enfocados a fortalecer el sistema inmune para que nuestro organismo sea capaz de crear una buena respuesta frente a la enfermedad y en intentar disminuir la carga parasitaria del animal. Para ellos hay diferentes fármacos y el veterinario deberá valorar cual es la mejor opción dependiendo de cada paciente.

Pronóstico

El pronóstico frente a la enfermedad es siempre reservado

Cuanto más temprana sea su detección más posibilidades de controlar la enfermedad tenemos.

Es importante mantener controlados a los animales infectados, sobre todo a nivel renal y hepático.

Campaña de limpieza bucal Clínica Angora

Campaña de limpieza bucal

Periodo de Marzo

Igual que ocurre con los humanos, la higiene dental en los perros es de suma importancia. Tanto es así, que algunos científicos aseguran que la dentadura ha sido una de las claves en la evolución y la supervivencia de los cánidos. Además, la etóloga Alexandra Horowitz (por cierto, autora del interesantísimo libro traducido al castellano “En la mente de un perro”) afirma que la buena higiene dental en perros puede ser la clave de su longevidad.

Un perro que sufre dolor en la boca porque sus encías están infectadas debido a la acumulación de sarro, o bien no puede masticar correctamente porque tiene algunas piezas dentales debilitadas (o incluso se le han caído) es un perro que evitará masticar ciertos alimentos. Eso afectará gravemente a su nutrición y a su salud.

Un 80% de perros muestran signos de enfermedad periodontal (enfermedad infecciosa causada por bacterias presentes en la boca) a la edad de tres años.

La limpieza dental en perros es la forma más eficaz de eliminar el sarro y el proceso consiste, inicialmente, en la eliminación del sarro y la placa adherida a la superficie de los dientes mediante un equipo de ultrasonidos que garantiza la integridad de las piezas dentales a la vez que elimina en profundidad cualquier resto de suciedad. A continuación, se procede al pulido de los dientes mediante una fresa especial que elimina la placa bacteriana y devuelve a los dientes el aspecto sano que deben tener. Una vez terminado todo el proceso, se mantiene al perro en observación hasta que se despierta de la anestesia, bajo la atenta supervisión de un veterinario.

Síntomas

Una mala higiene dental puede llegar a tener graves repercusiones en su salud y los síntomas a los que tenemos que estar atentos son:

Halitosis: el principal síntoma y causa de una falta de limpieza dental en tu perro.

Sarro: esta sería la siguiente fase. Las bacterias que tienen los perros en la boca se van acumulando, formando la placa bacteriana, la cual si no se limpia se convertirá en sarro. El sarro suele tener un color amarillo o marrón según la cantidad de placa acumulada.

Gingivitis: inflamación y sangrado de encías.

Periodontitis canina:  en este punto puede haber mayor dolor y sangrado y podría dejar de comer.

Adiós a las piezas dentales: si la infección sigue su curso y no se le realiza una limpieza dental, lo más probable es que haya que quitarle piezas dentales afectadas.

Enfermedades sistémicas: este caso sería el más grave. El acúmulo de placa bacteriana puede provocar problemas sistémicos por la diseminación de bacterias a través del torrente sanguíneo, viéndose afectados órganos como el hígado, corazón, riñón o derivar en problemas gastrointestinales.

¿Se necesita anestesia?

La limpieza dental en perros no es una técnica que pueda practicarse sin anestesia puesto que necesitamos que esté totalmente quieto para tener acceso a todas las piezas dentales y que no haya riesgo de neumonía por aspiración. En las anestesias el animal está monitorizado y se debe realizar un estudio preoperatorio previo para evitar riesgos (sobre todo en animales de más edad).

Como ves, la falta de higiene bucodental en tu perro no es un tema que haya que dejar de lado, por eso es aconsejable realizar un control y limpiezas periódicas antes de llegar a tales extremos.

Campaña de esterilización

Periodo de Abril  – Mayo

texto en proceso

Campaña de prevención contra la rabia

Periodo de Junio

texto en proceso

imagen perro en veterinario clínica angora

Campaña para geriátricos

texto en proceso

¡Contacta con nosotras para saber más!